0

¿Fotógrafo profesional o fotos de stock?

Por 18 enero, 2019 enero 19th, 2019 Identidad visual

Esta es una pregunta muy común entre emprendedores y empresarios, y la vamos a responder con una facilidad que asusta: depende de tu necesidad.

Ahora, la respuesta compleja.

Cuando estamos comenzando un proyecto nuevo, hacemos lo posible por rendir cada dólar, y eso está bien. No siempre tenemos recursos económicos ilimitados y deberemos priorizar.

Si tu marca ya tiene su identidad definida, eso va a facilitar la decisión. Si no, la recomendación es trabajar en eso primero. Es la típica metáfora de darle prioridad a las bases para que el edificio se sostenga. Esto definirá la dirección y le dará consistencia a la marca.

Veámoslo con un ejemplo absurdo, pero muy claro: imaginá que tu marca quiere vender productos para bebés, y en las fotos solo aparecen adultos mayores usando andaderas… ¿las fotos estarán comunicando lo que estás ofreciendo? ¿Y qué pasaría si quisieras que tu marca fuera muy sobria y formal, pero las fotos están llenas de colores vivos y autos de carreras?

Para eso es importante saber hacia dónde querés llevar tu marca.

Hombre besando una sandía
Hombre ignorando a su novia porque quería besar una sandía. ¿Cuál sería el propósito de esta foto?

Volvemos a la pregunta original, ¿fotógrafo profesional o fotos de stock? Estos 5 puntos te darán claridad.

1. ¿Dónde las vas a usar?

En algunas ocasiones, hacemos todo lo posible por tener fotos profesionales para generar contenido de redes sociales o artículos de blog, pero ¿para qué? Muchas veces no es necesario invertir dinero en esto, si existen los bancos de imágenes.

Las fotos de stock funcionan de maravilla porque su objetivo primordial es acompañar el resto de información, y no son un fin en sí mismas. Sin embargo, debés asegurarte que las fotos que comprés tengan la licencia apropiada para su uso.

2. ¿Cuál es tu presupuesto?

Si económicamente es viable, buscá un fotógrafo. Eso le dará mucha personalización a tus fotos.

3. ¿Qué tan originales las querés?

No es lo mismo un fotógrafo de producto que uno de espacio interno. Tampoco es lo mismo un fotógrafo especializado en retratos, que uno con experiencia en bodas. Lo bueno de buscar un profesional es que te va a dar personalización y originalidad. Nadie más (y mucho menos tu competencia) va a tener las mismas fotos que vos.

Sin embargo, si tus fotos serán usadas como algo secundario dentro de tu website o redes sociales, la recomendación es usar fotos de stock. Eso sí, asegurate que tu competencia no esté usando las mismas, y cuidá que las fotos no se vean muy posadas, como la famosa historia de las mujeres que están super felices por comer ensalada.

Foto para Laura Borel, de Bamidele Studio. © Jose Tenorio Studio

4. ¿Estás vendiendo un producto o un servicio?

A menos de que tu producto sea híper genérico, aquí no hay otra opción que contratar a un fotógrafo profesional. Repito, no hay otra opción.

Imaginá que tu comprador vea fotos del supuesto producto que vendés, y tenga que devolverlo después porque lo que le llegó no es lo que compró. En cuestión de días tu negocio quebrará.

Si ofrecieras un servicio, podés buscar una parte en fotos de stock y otra con un fotógrafo. De esta forma podrías ahorrarte algunos costos, sin perder la personalización.

5. ¿Qué querés que tus compradores sientan al ver tu producto o servicio?

Cada día tenemos compradores más educados, menos manipulables y con mayor acceso a información al instante, y esto hace que debamos ser muy cuidadosos a la hora de ofrecer lo que queremos darle a nuestros clientes.

Ya no se puede engañar a la gente como en la época de Madison Avenue, allá por los sesentas. Cualquier elemento que no calce dentro de lo que se está ofreciendo, lo van a notar al instante.

La recomendación, si querés personalización, originalidad y exclusividad, siempre será la de contratar un fotógrafo especializado en productos o servicios como los que ofrecés. Esto da seguridad al cliente, y respaldo a la marca.

Si tu presupuesto es sumamente limitado, podrías comprar (o conseguir gratuitamente) fotos de bancos de imágenes, corriendo el riesgo de parecerte a cualquier otra marca que ande por la calle.

Y es por eso que volvemos a la respuesta inicial: depende de tu necesidad.

Dejá tu opinión

Ahora, la respuesta compleja.

Cuando estamos comenzando un proyecto nuevo, hacemos lo posible por rendir cada dólar, y eso está bien. No siempre tenemos

1. ¿Dónde las vas a usar?

En algunas ocasiones, hacemos todo lo posible por tener fotos profesionales para generar contenido de redes sociales o artículos de

2. ¿Cuál es tu presupuesto?

Si económicamente es viable, buscá un fotógrafo. Eso le dará mucha personalización a tus fotos.

3. ¿Qué tan originales las querés?

No es lo mismo un fotógrafo de producto que uno de espacio interno. Tampoco es lo mismo un fotógrafo especializado

4. ¿Estás vendiendo un producto o un servicio?

A menos de que tu producto sea híper genérico, aquí no hay otra opción que contratar a un fotógrafo profesional.

5. ¿Qué querés que tus compradores sientan al ver tu producto o servicio?

Cada día tenemos compradores más educados, menos manipulables y con mayor acceso a información al instante, y esto hace que

  • Ahora, la respuesta compleja.
  • 1. ¿Dónde las vas a usar?
  • 2. ¿Cuál es tu presupuesto?
  • 3. ¿Qué tan originales las querés?
  • 4. ¿Estás vendiendo un producto o un servicio?
  • 5. ¿Qué querés que tus compradores sientan al ver tu producto o servicio?